Comentario Legal sobre el Trabajo Remoto decretado por el Gobierno

2503202011

2503202011

Trabajo Remoto

Comentario Legal a las normas implementadas por el Gobierno en el Estado de Emergencia

Dr. Angel Saenz
División Legal
Baker Tilly Perú

Esta figura laboral, aparentemente, nueva; no lo es realmente. Efectivamente, la Globalización, el Libre Comercio, el Libre Tránsito de bienes, servicios y personas; impuso formas novedosas e imaginativas de trabajo.

Es evidente, que en los últimos años hayamos visto que un profesional o trabajador originario de un continente extremo que laboraba en esos lares o en otro; enviaba sus conocimientos a través de medios informáticos o virtuales desde un polo opuesto, de donde se encontraba.

Tanto la Doctrina Extranjera y Nacional puntualizaban dicho fenómeno jurídico; exhortando su legislación correspondiente en las diversas naciones. En sede patria, ya estaba legislada, Ley No 30036 y el DS No 017 – 2015 – TR.

Sin embargo, creemos que el gobierno ha querido dictar una legislación especial, singular, urgente, equitativa y diseñada especialmente para estas circunstancias extraordinarias y de calamidad; de allí nace su naturaleza provisional; tal como consta en la presente legislación de perturbación sanitaria.

Hoy, se ha robustecido el Trabajo Remoto o Teletrabajo; a raíz de la Pandemia del COVID 19 que azota el planeta.

El Organismo Mundial de la Salud, OMS, la máxima autoridad global científica y política en este sector, recomendaba el Trabajo Remoto o Teletrabajo como una de las iniciativas para evitar la propagación de la Pandemia entre los ciudadanos sanos con relación a los infectados o sospechosos de este virus, como es de público conocimiento.

Es así, que la Declaratoria de Emergencia Sanitaria para hacerle frente a esta plaga – DU No 026- 2020, el Gobierno introduce al Trabajo Remoto, Art. 16 y ss. como una forma, complementaria y general, al trabajo directo y personal; este último, como excepción, en las actividades esenciales del aparato productivo nacional, el mismo que no debía paralizar por estrictas causas de supervivencia.

En el Decreto de Emergencia aludido se hace mención que el Trabajo Remoto es aplicable tanto para los sectores público y privado. Cabe señalar, también que esta legislación es de carácter temporal y transitorio; ya que rige y tiene vigencia hasta que dure la presente conmoción sanitaria, tal como hemos indicado, líneas arriba, – Cuarta Disposición Complementaria y Final.

El Trabajo Remoto o Teletrabajo, está definido laxamente, como la prestación de servicios subordinada de una persona natural a favor de su Empleadora a través de medios informáticos o virtuales desde el domicilio del trabajador o su área de aislamiento; fuera del centro laboral, siempre que la naturaleza de los servicios, así lo permitiera. 

Evidentemente, en congruencia con la finalidad de este dispositivo jurídico están eximentes de esta labor, tanto directa, como remotamente los trabajadores infectados, sospechosos; así como los que tienen descanso médico.

Asimismo, se establecen obligaciones para los Empleadores y los Trabajadores; siendo las mismas, las siguientes: No se afecta el vínculo laboral, la remuneración y demás condiciones laborales; se debe implementar el soporte y los medios virtuales de comunicación acorde al carácter de esta labor; informar al trabajador sobre la seguridad y salud que debe tener el trabajador durante este periodo de trabajo a distancia;  asegurar los datos y la información de la Empleadora; mediante la confidencialidad pertinente; .y otras, propias de la razonabilidad y proporcionalidad que las causas ameritase.

Una de las propuestas destacadas, es que la Empleadora debe priorizar a que los servidores practiquen esta modalidad de trabajo, la masa laboral con mayor potencial de riegos, edad, enfermedades crónicas y otras afines.

Este dispositivo, también se aplica a las labores formativas, como practicas pre profesional y a los trabajadores que no pueden ingresar a territorio nacional a causa de la Pandemia.

El DS No 010 – 2020 – TR, dispone la implementación en el sector privado, el Trabajo Remoto o Teletrabajo; este instrumento legal, por un lado, reitera lo expuesto por el dispositivo de Emergencia Sanitaria; por otro, aclara, precisa o viabiliza la ejecución del Trabajo Remoto; como que la labor, la puede realizar el trabajador en lugares distintos, al de su domicilio, centro de labores o donde se encuentre aislado.

También, no solamente podrá hacerse las labores por canales informáticos, virtuales; sino por todo aquello que represente no contactos físicos con terceras personas, salvo su familia, si lo tuviere.

Está prohibida, la subrogación en el Trabajo Remoto; este es de carácter personalísimo.

La jornada laboral es de 8 horas diarias y 48 horas semanales. Las partes, pueden pactar las jornadas a trabajar, teniendo como limites el horario diario y semanal expuesto anteriormente. El día domingo u otro día de descanso semanal, es intangible. Los puestos de dirección y de confianza no están sujetos a los horarios antes nombrados. Finalmente, este dispositivo es de aplicación supletoria al sector estatal.

divisionlegal PNG

Central Telefónica: 982-881-482
Email: noles@bakertilly.pe

Contáctese con nosotros:

     

    1 Comment

    1. Hee dice:

      Saludos! Me gusta mucho este artículo, está bien escrito, me ayudó y lo recomiendo. Además, encontré uno para ganar dinero desde casa, tal vez sea útil para alguien: https://bit.ly/39LtwkM